Testamentos: cómo, cuándo y dónde hacerlos

Sin comentarios febrero 13, 2020

Saber cómo hacer el testamento es un conocimiento que nunca está de más, aunque no sea fácil decidirse a pensar en él. Es un documento que puede facilitar mucho ciertos trámites cuando ya no estemos para cuidar de los nuestros.

Información para realizar este trámite

El testamento es una herramienta que nos faculta legalmente para decidir el destino de nuestros bienes y obligaciones. Nos permite tomar ciertas decisiones sobre su destino, para que se hagan efectivas después de partir.

como hacer el testamento

Quienes heredan los derechos y deberes pueden ser familiares directos u otras personas. Es un acto que haremos de manera personal y libre, y que puede ser revocado con la redacción de un documento nuevo.

Requisitos legales

Para que tenga validez, el testamento debe de ser redactado por personas mayores de 14 años y tener pleno control de las facultades mentales para el momento en que se escriba el documento. Además, es muy importante que no de lugar a ambigüedades, ya que después del deceso no se podrán aclarar dudas.

En concordancia con el Código Civil, la herencia se reparte según tres directrices. Un tercio de los bienes y obligaciones van a los herederos legítimos de forma equitativa. Un segundo tercio también se entrega a estas personas pero no necesariamente será en igual proporción para todos. Sobre la última parte tenemos libre disposición y puede donarse a obras benéficas, ONG o a cualquier otro destino. En las comunidades donde haya leyes de herencia diferentes, se regirá el testamento por estas.

Tipos de testamento

Testamentos abiertos. Son los que se realizan en frente de un funcionario. En estos casos contaremos con su asesoría y con su obligación legal de mantener la confidencialidad.

Los testamentos cerrados se redactan de forma privada y los entregaremos al notario en un sobre cerrado . Por ello es posible que contengan errores, pues el funcionario ignora su contenido. Son abiertos después del fallecimiento.

Los llamados ológrafos son redactados por el testador de puño y letra: esto es un requisito indispensable. Luego del deceso deben llevarse a la notaría en un plazo de diez días como máximo. El notario citará al cónyuge y a los herederos como testigos de su autenticidad.


La validez de un testamento depende de su presentación ante un notario 


Otras disposiciones

Además de disponer de sus bienes y obligaciones, como testadores estamos en capacidad de tomar decisiones relativas a ámbitos diferentes. Una de ellas puede ser designar a una persona como albacea.

Por otra parte, podemos reconocer los hijos que no gozaban de esta condición o perdonar las deudas pendientes. Además, las disposiciones expresas para los funerales y el entierro son frecuentes. Podemos expresar el deseo de nombrar sustitutos en diversas áreas, así como tutores de los hijos.

Conocer como hacer el testamento es una necesidad. Debemos pensar en el futuro de nuestros deudos y ahorrarles sinsabores. Ponte en contacto con nosotros y te asesaremos sin compromiso


Sin comentarios